DeskTAZ

Tortillería Horizontal: amasando lazos y diálogos

//Registromx

taz_tortilleriahorizontal

 

En un local en la colonia Santa Cruz Atoyac, el colectivo Tortillería Horizontal  montó un espacio temporal para hablar de la situación del maíz y restituir los lazos comunitarios durante un mes. La gente pudo acercarse a hacer sus propias tortillas y echarse un taco mientras conversaban. Tuvimos una entrevista con ellos.

 

***

 

Registromx.- ¿Cómo nace el proyecto, hace cuánto y quiénes lo integran?

 

Tortillería Horizontal.- La idea de trabajar con el formato de una tortillería nace de una conversación entre Santiago Marín y Andreas Krüger hace unos años. A pesar de que la idea como tal no se desarrolló de una manera directa, el proyecto fue tomando forma a través de varias conversaciones e intereses en común –entre ésos la necesidad de fomentar espacios dedicados a la cultura. En esa brecha, desde la concepción de una idea que parecía ser juguetona y nada más hasta la realización del proyecto, surgieron muchas nuevas amistades e ideas de gran influencia para el crecimiento de la tortillería. Fue justamente a raíz de esos momentos de cultivar un poco la creatividad que se planteó empezar una plataforma cultural para hablar y pensar en el maíz.

 

El equipo de la Tortillería Horizontal se conforma de un grupo de cinco amigos: Haegen Crosby, Maio Alvear, Santiago Marín, Andreas Krüger y Liz Hernández. Este equipo se formó en diciembre del año pasado y desde ese momento se empezó a trabajar en la búsqueda de un local, desarrollo del programa cultural, construcción de objetos, entre otras cosas.

 

R.- El maíz es uno de los símbolos distintivos del país y América latina ¿Cómo funciona este elemento para su propuesta, es decir, cuál es el planteamiento que le da vida al proyecto?

 

TH.- El maíz es un elemento fundamental para la cultura mexicana y, en su presentación de tortilla, encuentra su forma más popular. La tortilla es uno de los pocos símbolos de la mexicanidad en el que todo mexicano encuentra un punto en común. De esta forma la tortilla ha funcionado como un facilitador de interacciones y una excelente manera de crear vínculos con la gente en donde la importancia cultural del maíz es central. La tortilla se convierte entonces en una gran vía para hablar de la situación actual del maíz y los temas entrelazados, pero también para relacionarse con la gente y generar lazos comunitarios.

 

taz_tortilleriahorizontal2

 

R.- La ubicación del espacio es especial, ¿cuál es su relación con el contexto?

 

TH.- La cuestión del espacio es fundamental para el proyecto y un tema de profundo interés para varios miembros del equipo. Por una parte, el proyecto busca deliberadamente configurar el espacio para incitar a la convivencia y el intercambio de ideas de la manera más incluyente y directa posible. La ciudad de México todavía tiene una distribución centralizada de espacios para la cultura y justamente por eso es que fue particularmente importante para nosotros encontrar un local en una colonia en donde no hubiera espacios de este tipo y que al mismo tiempo permitiera una afluencia de gente con diferentes fondos e historias. Afortunadamente tuvimos la suerte de encontrar un local en la colonia Santa Cruz Atoyac donde encontramos el dinamismo y la diversidad adecuada para un proyecto que busca fortalecer lazos comunitarios y proveer a la gente de un espacio de diálogo y acceso a información relevante acerca del maíz.

 

R.- La generación de espacios independientes en la ciudad es creciente.  ¿Cómo se plantea en este contexto la Tortillería Horizontal?

 

TH.- Aplaudimos y admiramos cualquier iniciativa que funciona de manera autogestiva. A lo largo del proyecto, hemos tenido la gran oportunidad de colaborar con varios proyectos culturales independientes y consideramos realmente importante que este tipo de proyectos con valores comunitarios encuentren en la colaboración una manera de ayudarse y fortalecerse mutuamente. Por otra parte, el hecho de que exista un creciente número de espacios independientes también nos ha llevado a pensar en interrogantes como distinguir las ventajas y desventajas de trabajar con espacios permanentes o temporales. La Tortillería Horizontal, para bien o para mal, es un proyecto con una duración de un mes. Tomando eso en cuenta, se podría pensar que la momentaneidad es limitante cuando se trata de desarrollar lazos más fuertes con la comunidad con la que se trabaja. Por otra parte, al ser temporal y trasladable, el proyecto tiene ventajas que también son de gran importancia. Un proyecto como este puede ser reconfigurado para viajar por distintas comunidades, lugares y contextos como una manera de fomentar la curiosidad, el dialogo y posiblemente potenciar la reproducción de este tipo de modelos.

 

taz_tortilleriahorizontal3

 

R:¿Cuáles son los proyectos futuros?

 

TH: En el ámbito colectivo estamos trabajando en una pequeña publicación que cristalice el proyecto y reúna una serie de reflexiones al rededor de la experiencia de la tortillería. También nos gustaría que la Tortillería Horizontal viaje y que pueda reconfigurarse en otros espacios y contextos. De igual forma, el modelo del proyecto podría adquirir temáticas que obedezcan a problemáticas de distintos tipos y que funcione como un espacio de organización y liderazgo colectivo. Dicho eso, por lo pronto haremos lo posible para que el proyecto continúe y se vuelva a llevar a cabo en algún momento y lugar el próximo año, aunque eso depende en buena medida del financiamiento que consigamos.

 

Fuera de eso, cada quien está trabajando en diferentes proyectos personales.

 

 

http://www.tortilleriahorizontal.mx/

https://www.facebook.com/tortilleriahorizontal?fref=ts

 

Share:

Leave a reply